Un sentido de libertad – la habilidad de elegir en que trabajas, así como donde, cuando y como haces tu trabajo – es una creciente prioridad para profesionales talentosos en todas las industrias y sectores, y uno de los elementos clave de una carrera exitosa.

De acuerdo al reporte de Forrester 2009 para el 2016 el 43% de los trabajadores de EUA – 63 millones de personas – trabajarán en casa; 34 millones ya lo hacen. Esta tendencia esta dirigida por varios factores, incluyendo el deseo de los profesionales de tener control de su vida laboral día a día. Los “Millennials” son especialmente entusiastas (tantos como un 92% en una encuesta) en evitar la vida en la oficina por mayor libertad en cuanto a cuando y donde trabajan.

Pero no solo son los trabajadores son quienes se benefician con libertades como laborar en casa. Las compañías que oficialmente permiten a sus empleados trabajar remotamente al menos 3 veces al mes reportaron inclinaciones de crecimiento en ingresos de un 10% o más en el último año, comparados con las firmas sin ese tipo de políticas. Algunas compañías, como los desarrolladores de juegos Valve (Valorados en 3 Billones de dólares hace dos años(2012)), atribuyen mucho de su éxito comercial a sus esquemas de trabajo abiertos, por ejemplo: acuerdos donde los empleados pueden elegir en que proyectos trabajar y que roles juegan es esos proyectos. Valve también cita este nivel de autonomía como una des sus ventajas competitivas principales para la retención y reclutamiento (Observen el manual del empleado)

Muchas grandes compañías registran y reportan los beneficios y mejoras que obtienen de las políticas de trabajo remoto. Por ejemplo, CISCO estima que ahorra $277 millones de dólares cada año en mejoras de productividad relacionadas a empleados que trabajan a distancia. Un estudio de LRN (http://www.lrn.com) liberado en el foro económico mundial en Davos encontró en un profundo estudio que las compañías en la que los empleados tenían “altos niveles de libertad” en sus relaciones, eran de 10 a 20 veces superiores que las compañías con baja calificación de libertad. Estos hallazgos hablan por si mismos.

Los beneficios tangibles son:

* Reduce los costos elevados en oficinas y servicios.
* Baja el nivel de estrés.
* Aumenta la productividad.
* Ahorro de los empleados en transporte, comida y gastos indirectos por el tráfico.
* Equilibrio personal.
* Flexibilidad de horarios.
* Mayor lealtad
* Mayor entusiasmo