Ni tus peores enemigos pueden hacerte tanto daño como tus propios pensamientos. - Buda

Deja un comentario